sábado, 30 de enero de 2010

Pensiones, pensionistas y demás zarandajas


El señor Zapatero, cada vez que creemos que no puede sorprendernos, lo vuelve a conseguir. Esto, hay que reconocerlo, no es tarea fácil; cada vez que uno piensa “da igual lo que haga el descerebrado líder del partido socialista, de él ya nada me puede sorprender”, pues va el tarado de nuestro presidente y lo hace de nuevo.

Al parecer ha conseguido a base de capones (eurocapones en este caso) darse cuenta de que una crisis y una política de despilfarro no combinan bien, y por fin ha decidido reducir el gasto público.

¿Ha bajado los sueldos de los políticos? Frío frío.

¿Ha reducido la impresionante flota de vehículos oficiales? Frío frío.

¿Ha recortado las injustificables fortunas que se entregan a partidos políticos y a sindicatos? Frío frío.

¿Ha dejado de regalar dinero a las más peregrinas causas como la asociación de gays y lesbianas de Zimbabwe? Frío frío.

¿Ha reducido las dietas con las que nuestros políticos hacen turismo, ups perdón, quiero decir viajes oficiales? Frío frío.

¿Ha reducido su número de asesores (recordemos que tiene más asesores que el presidente de EEUU? Frío frío.

¿Ha reducido las ayudas al cine, ese cine que casi nadie va a ver pero cuyos protagonistas le apoyan incondicionalmente? Frío frío.

A ver, piensa un poco, es un socialista... ¡¡pues claro!! Quiere aumentar la edad de jubilación y rebajar las pensiones aumentando el periodo de cotización. Es posible que todos los gastos anteriores una vez recortados no fueran suficiente y aún así fuera necesario recortar las prestaciones sociales, pero hay una cosa que se llama vergüenza y dignidad, conceptos que este hombre no ha conocido ni de lejos.

Porque aunque sólo sea por vergüenza, si un político tiene que reducir las prestaciones a los ancianos, antes, mucho antes, pero muchísimo antes, tendría que haber metido la tijera sin compasión a todos lo gastos públicos mínimamente prescindibles. Porque si no hay dinero para pagar las pensiones de nuestros mayores, aquí señor Zapatero, no hay dinero para nada. Y para empezar no debería haber dinero ni para su partido ni para ningún otro ¡coño, que vivan de las cuotas de sus afiliados, que es lo que siempre debieron hacer!

Que hay que tener muy poca vergüenza para echar mano al bolsillo de los ancianos mientras se mantiene a una piara de jovencitos de las juventudes socialistas, y no tan jovencitos, que nunca han tenido un trabajo ni lo tendrán porque “viven de la pesoe” es decir, del dinero público.

Esto, mal comparado, es como un padre que se ve en la necesidad de malvestir a sus hijos, de mal alimentarles y de reducir a cero cualquier gasto que no sea de mera supervivencia. A veces las cosas vienen mal dadas y nadie podría reprochárselo, seguramente si el hombre es de ley ya lo estará pasando bastante mal, pero claro, si el fulano en cuestión va de punta en blanco, come de restaurante y solo fuma si es rubio y de importación... podrá argumentar que con esos gastos no soluciona los gravísimos problemas económicos que tiene en casa, y aunque sea cierto que el recorte de esos gastos no los solucionaría, a mi personalmente me parece que es para cogerle por el cuello por sinvergüenza y darle un escarmiento.

Pero Zapatero que es inagotable, no contento con esto llega y dice (definitivamente ha tomado al pueblo español por un banda de subnormales) que "somos el proyecto político que puso en marcha en España la Seguridad Social".

¿Habrá oído hablar este hombre de Franco, o será que ha mentido para no violar la ley de memoria histórica que prohibe mencionar al Caudillo haciendo como si no hubiera existido? ¿Estará tan enfermo que definitivamente se ha convencido de que nunca existió?... Creo que aunque dedicara dos artículos diarios a comentar sus dislates no daría abasto, este hombre crea entuertos más rápido de lo que se le puede criticar.

Señor Zapatero, haga memoria: la Seguridad Social, aunque le duela, la puso en marcha Francisco Franco ¿lo recuerda? Sí, ese hombre bajo cuyas ordenes su abuelo reprimió por la fuerza de las armas el golpe de estado que su partido intento dar en Asturias.

Para colmo de males llega el señor Llamazares (que es un especie de híbrido entre una pera de agua y Bin Laden y nos dice que el recorte de las pensiones es un giro de la política del gobierno ¡¡a la derecha!! Hombre señor Llamazares, que la Seguridad Social que usted tanto defiende la creo la derecha y tampoco será tan de derechas aumentar la edad de jubilación cuando su admirado Fidel Castro ha tomado esa misma medida en Cuba precisamente el año pasado... ¿Será usted capaz de decir que el régimen castrista ha pegado un giro a la derecha? Si lo dice (si le entra la risa no cuenta) empezaré a pensar que es usted un ser equivocado pero serio. Mientras espero a que lo diga seguiré considerándole un cretino sin mas.

Jesús que país.

viernes, 29 de enero de 2010

Juicio a Pedro Varela

(Leer Condena a Pedro Varela)
Hoy me siento a escribir frente al ordenador con un regusto amargo, y es que hay días en que las nubes que permanentemente nos acechan parecen más negras y amenazantes. Hoy empezaré citando un par de artículos de derecho internacional a los que España, supuestamente, está acogida y que, sobre el papel, nos protegen.

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.


(Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en París).

1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber injerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecía una Constitución Europea).

¿Por qué he empezado así? Muy sencillo, porque a pesar de la creencia generalizada de que en España no existe el delito de opinión y la creencia todavía más extendida de que no existe censura, ni por supuesto libros prohibidos, lo cierto es que hoy se esta juzgando a un librero de Barcelona por la edición y venta de libros. Se trata del señor Pedro Varela, propietario de la Librería Europa y director de la Asociación Cultural Ediciones Ojeda; no es la primera vez que en España se enjuicia a un librero, ni siquiera es la primera vez que se sienta en el banquillo al señor Varela, puesto que ésta es la tercera vez que el acoso judicial le pone ante un juez en calidad de acusado.

En este nuevo juicio se dilucida el destino de los 5.000 libros de Ediciones Ojeda y los 7 ordenadores y demás documentación que fueron secuestrados en 2006 y la pena de 4 años más multa económica solicitada contra Pedro Varela como editor de los libros por los mismos "crímenes" de la vez anterior, cuya pena en su caso se sumaría a la presente.

Es posible que sea la primera vez que oyes hablar de estas cosas, porque por experiencia sé que cuando preguntas a la gente si cree que en España hay libros prohibidos, la respuesta casi unánime es ¡¡no!! Si preguntas a alguien si cree que en España alguien puede ser enjuiciado por la publicación y venta de libros la respuesta es ¡¡no!!. Si en España preguntas si existe el delito de opinión la respuesta es ¡¡no!!.

Pues siento ser yo el que te dé la mala noticia, pero las repuestas correctas son ¡¡sí!! ¡¡sí!! ¡¡sí!!



Y quizás vaya siendo hora de que te preguntes:

¿Qué libros son los que el Estado ha decidido que por tu bien no puedes leer?.

¿Por qué tiene el Estado tanto miedo a lo que dicen estos libros?

¿Realmente no tienes derecho a leerlos aunque sea para criticarlos?

¿Quién o quiénes han decidido qué títulos no deben estar a tu alcance?

¿Hay mucha gente en Europa encarcelada y detenida sin otra acusación que no sea la de expresar y escribir sus opiniones?

¿Qué verdades incuestionables están protegidas por ley?

¿Por qué ésas y no otras?

¿Qué clase de verdad necesita ser protegida?

Pero sobre todo pregúntate ¿cómo han podido hacerte creer que esto no sucedía en la civilizada Europa?

Esta es la lista de algunos de los represaliados por "crímenes de pensamiento".

Repito:

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus ideas, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Es mi derecho y no pienso renunciar a él.

lunes, 25 de enero de 2010

¿Es esto la "champions league" señor Zapatero?


Recojo un artículo publicado en el periódico digital diarioya.es titulado "El curriculum de ZP y España en Europa"

ZP saca pecho desde comienzos de mes como Emperador a tiempo parcial de la Unión Europea, ese mal remedo de lo que en su día venía llamándose Cristiandad. Chanza y chirigota se han hecho del juego de los "hackers" con su imagen y del sorprendente parecido con el palurdo británico que responde por Mr. Bean. Más allá de la mera anécdota que todo ello supone queremos hoy dar algunos datos sobre lo que para esta España ha supuesto el papá de las góticas. Lacónicamente recogemos las posiciones que nuestra patria ocupa en aspectos clave para la salud de una nación, tal como recoge el "Global Competiveness Report 2009-1010" (World Economic Forum, Ginebra, 2009), una de las más prestigiosas publicaciones económicas mundiales:

- Defensa de los derechos de propiedad: puesto 43 (entre Túnez y Gambia)
- Protección de la propiedad intelectual: puesto 40 (entre Malta y Corea)
- Desvío de fondos públicos: puesto 36 (entre Malta y Taiwan)
- Confianza en la ética de los políticos: puesto 50 (entre Irlanda y Estonia)
- Independencia del poder judicial: puesto 60 (entre Nigeria y Chequia)
- Favoritismo de los funcionarios públicos: puesto 46 (entre Malta y Malawi)
- Despilfarro en el gasto público: puesto 49 (entre Azerbajan y Georgia)
- Peso de regulaciones sobre los negocios: puesto 105 (entre Burundi y Vietnam)
- Eficacia de la estructura legal para arreglar disputas: puesto 68 (entre Uruguay y Uganda)
- Facilidad para apelar contra las acciones administrativas: puesto 66 (entre Camboya y Tanzania)
- Transparencia de la acción gubernamental: puesto 80 (entre Nigeria y Mozambique)
- Coste del terrorismo en los negocios: puesto 119 (entre Kirguisia y Uganda)
- Costes derivados de criminalidad y violencia: puesto 66 (entre Islas Mauricio y Tanzania)
- Carga derivada del crimen organizado sobre negocios: puesto 62 (entre Etiopía y la India)
- Seguridad de la policía para mantener la ley y el orden: puesto 27 (entre Bélgica y Túnez)
- Conducta ética de las empresas: puesto 36 (entre Arabia Saudí y Brunei)
- Calidad de auditoria de las empresas: puesto 54 (entre Arabia Saudí y Zimbawe)
- Eficacia de la dirección empresarial: puesto 49 (entre Costa de Marfil y Botswana)
- Protección de los accionistas minoritarios: puesto 68 (entre Zambia y Checoslovaquia)




Gambia, Corea, Nigeria, Zimbawe, Botswana, Costa de Marfíl, Zambia, Tanzania, Kirguisia (donde quiera que esté)...

¿Es esto es la "champions league", señor Zapatero, o usted es bobo?

¡Qué puedo hacer yo!


¿Cuántas veces hemos oído esto? Normalmente entonado como un lamento, la realidad nacional apesta y el ciudadano de a pie, aplastado por los engranajes del estado, la banca y los medios de comunicación, se siente impotente y cree que salvo la estéril protesta en la sobremesa dominical con la familia, poco o nada puede hacer.

Los mismos bancos que se muestran implacables a la hora de cobrarle un pequeño descubierto en su modesta cuenta, perdonan millones de euros alegremente a los partidos políticos, de los que por supuesto nada esperan a cambio, y el ciudadano se lamenta ¡Qué puedo hacer yo!

Los mismos empresarios que no contratan a su hijo en paro porque prefieren contratar mano de obra barata importada de cualquier lugar del mundo, reclaman sin ningún pudor que se consuman sus productos porque son productos españoles, y el padre de familia, ante esta burla, se lamenta ¡Qué puedo hacer yo!

Sindicatos con niveles ínfimos de afiliación apoyan desvergonzadamente al gobierno que ha convertido España en la mayor fábrica de parados de Europa a cambio de suculentas subvenciones, y el parado español se lamenta ¡Qué puedo hacer yo!

Los tenderos de nuestros barrios ven aterrorizados cómo los demás comercios de su calle van cerrando uno tras otro, y ellos mismos no saben cuánto tiempo podrán resistir la competencia desleal de comercios regentados por ciudadanos orientales y por las grandes superficies de capital extranjero, y se lamentan compungidos ¡Qué puedo hacer yo!

Pequeños y medianos empresarios de sectores como el del calzado o la industria juguetera que han ido cerrando uno tras otro, porque sus productos realizados con el orgullo del trabajo bien hecho y unas elevadas calidades se han visto arrasados por manufacturas de ínfima calidad y producidos por mano de obra pseudo esclava con la que resulta imposible competir sin que a nadie parezca importarle, se lamentan ¡Qué puedo hacer yo!

¿Qué tal si para empezar sustituimos las admiraciones por interrogaciones? Empecemos por preguntarnos seriamente ¿Qué puedo hacer yo? Dejémos de comportarnos como muñecos de trapo que inertes se ven arrollados por un tren de mercancías.

Lo primero que necesita esta sociedad es que despiertes de una puñetera vez, porque tu letargo victimista y tu pasividad no están exentas de responsabilidad en todo lo que está ocurriendo.

Puede que un día, cuando ya nada tenga remedio, tu hijo te pregunte ¿Por qué no hiciste nada? Puede que con la mirada gacha le contestes ¡Qué podía hacer yo!

¡¡¡Qué podías hacer tú!!!

¿Por qué seguiste votando a los representantes de un bipartidismo que nos empujó al abismo? ¿Por qué no los mandaste al paro? ¿Por qué elección tras elección, durante años, has llamado a tu voto "voto útil" si para lo único que está siendo útil es para autodestruirnos?

¿Por qué no tomas conciencia de los problemas generales y actúas de forma local como corresponde a un ciudadano responsable?

Te quejas de que a tu hermano, magnífico pintor de brocha gorda con quince años de experiencia, le falta el trabajo porque la gente prefiere a un ecuatoriano chapucero que se ha comprado un par de brochas y un rodillo hace tres meses y cobra la mitad, pero cuando se rompe un grifo en tu casa también llamas al extranjero de turno.

Te quejas de que no contratan a tu amigo del alma, todo un profesional de la hostelería con veinte años de experiencia, pero acudes alegremente a algunas de esas grandes cadenas de cafeterías que tienen un 80% de personal extranjero.

Te quejas de la bazofia televisiva pero sigues engrosando sus índices de audiencia ¡Apágala! Puede que descubras que más allá de la televisión hay vida inteligente.

Desengáñate y abre los ojos, no eres una mera víctima de cuanto pasa a tu alrededor. Mientras no cambies de actitud serás un cómplice necesario de todo cuanto está ocurriendo.

Me gustaría terminar con una conocida cita de Edmund Burke:

"Para que el mal triunfe basta con que los hombres de bien se queden cruzados de brazos.”

domingo, 24 de enero de 2010

Arte en Alemania

Una vez más tengo que agradecer a mi buen amigo mexicano "napo2005" que me permita ilustrar este blog con uno de sus videos.

En este caso nos presenta un rápido resumen de la pintura alemana inmediatamente anterior al periodo de 1945, fiel reflejo de su tiempo y no carente de una extraordinaria calidad artística por la que algún día, libre de prejuicios y valoraciones ajenas al arte, será juzgada.

Como dice el video, "... los pintores, al igual que los fotógrafos, sólo retrataban su época, su tiempo, su entorno..."

Espero que os guste tanto como a mí.

video

miércoles, 20 de enero de 2010

Haití


Es indiscutible que tras lo ocurrido en Haití lo primero que se debe hacer es ayudar a la población e intentar restablecer los servicios básicos a la mayor brevedad posible. Se ha producido una emergencia humanitaria de proporciones bíblicas y debemos estar a la altura de las circunstancias.

Pero una vez hecho esto, quizás sería buen momento para replantearnos la forma en que los países desarrollados estamos ayudando a países como Haití, y cuáles son los motivos por los que después de décadas de ayudas a gran escala (el 60% del presupuesto nacional de Haití procede de la ayuda internacional y en julio de 2009 el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional cancelaron 1.200 millones de dólares de la deuda de Haití, el 80% del total) no se ha conseguido prácticamente nada.

Y no me refiero a plantear pequeños ajustes, sino a replantear totalmente un modelo que se ha demostrado tan costoso como ineficaz. En estos días no he podido evitar recordar las polémicas declaraciones de algunos ilustres científicos hechas en los últimos años.

El Profesor emérito Tatu Vanhanen, catedrático de la Universidad de Tampere y padre del primer ministro de Finlandia, Matti Vanhanen, que en 2007 puso relación el cociente intelectual con el grado de desarrollo social: “La pobreza de África no es culpa del hombre blanco -sostiene Vanhanen-. Mientras el cociente intelectual de los finlandeses es de 97, en África oscila entre 60 y 70”.

Según este catedrático la diferencia en inteligencia es el factor determinante que explica la pobreza. El 22 de julio de 2007 publica en el diario Helsingin Sanomat que “No sería mala idea que los europeos, americanos y asiáticos ocuparan puestos económicos importantes en los países africanos. Sólo ellos son capaces de crear prosperidad. La evolución ha hecho que los europeos seamos más inteligentes que los africanos”.

El profesor en psicología Philippe Rushton, de la Universidad de Ontario del Oeste, ha revisado más de cien estudios sobre CI realizados en el último siglo y se ha desplazado hasta África para verificar los resultados. Tras un concienzudo estudio sostiene que el CI medio de los negros en África es 70 mientras que el de los blancos del Norte de África llega a 100. “Con un 70 un africano medio es como un niño de doce años”, dice el profesor Rushton. “Aunque tiene capacidad para sobrevivir, no suele tener la habilidad de hacer planes que se traduzcan en ganancias a largo plazo si no reciban gratificación inmediata.”

Estos razonamientos ponen en duda la utilidad real de los programas de ayuda humanitaria. También ayudarían a explicar porqué no han fructificado los miles de millones de dólares enviados a África en forma de ayudas durante los últimas cuatro décadas.

Según The Sunday Times Magazine, James Watson, famoso genetista y Premio Nobel de Biología por el descubrimiento del ADN, se mostró "inherentemente pesimista sobre las perspectivas de África, porque todas nuestras políticas sociales están basadas en el hecho de que su inteligencia es la misma que la nuestra, mientras que todas las pruebas indican que no es así".

Es evidente que yo no tengo suficiente nivel de información ni de formación como para afirmar o desmentir las afirmaciones hechas por científicos de la talla del Nobel de Biología James Watson, por el profesor Philippe Rushton, por el profesor emérito Tatu Vanhanen o por William Bradford Shockley, Nobel de Física, entre otros, pero sí creo que después de décadas de planes de desarrollo infructuosos, después de miles de millones de dólares gastados sin resultados significativos y, sobre todo, después de la manifiesta y reiterada incapacidad demostrada por muchos países para auto administrarse con un mínimo de diligencia y eficacia, es legítimo y razonable hacerse la siguiente pregunta.

¿Y si tienen razón?

Por que como declaró Watson al diario The Independent: “El deseo de casi toda la sociedad actual es creer que la capacidad de razonar es una herencia universal de la humanidad. Es posible. Pero simplemente querer que sea así no es suficiente. Eso no es científico. Preguntarse sobre este asunto no es demostrar racismo”.

Yo no tengo la respuesta pero quizás es hora de que nuestra sociedad deje a un lado cómo desea que sea la realidad y sin miedo a las repuestas se pregunte ¿y si tienen razón?...

Para saber más recomiendo leer "Mainstream Science on Intelligence" manifiesto firmado por cincuenta y un profesores universitarios especializados en inteligencia y en campos relacionados, publicado en el Wall Street Journal el 13 de diciembre de 1994.

Mainstream Science on Intelligence

(Traducción con Google Traductor)

jueves, 14 de enero de 2010

Bombardeos estratégicos

La historia de la Segunda Guerra Mundial se nos ha contado desde la perspectiva de que en dicha contienda se enfrentaban el mal supremo contra el bien supremo. La consecuencia inmediata durante décadas ha sido que cualquier acción llevada a cabo por los buenos estaba justificada por la finalidad perseguida (la derrota del mal supremo) y cualquier brutalidad sufrida por los derrotados era merecida.

Poco a poco la maquinaria propagandística de las democracias occidentales, con Hollywood a la cabeza, fue permitiendo que el gran público descubriera que el aliado ruso tuvo poco de bueno, y a día de hoy nadie mínimamente informado discute que los crímenes de Stalin no tienen comparación con los cometidos por ninguna otra potencia, no ya durante la Segunda Guerra Mundial, sino a lo largo de toda la historia de la humanidad.

Pero los crímenes de las democracias occidentales siguen siendo un gran tabú, algo de lo que no se debe hablar, porque las democracias occidentales no cometieron crímenes de guerra ¡los paladines del bien no hacen esas cosas!, y los derrotados no sufrieron atrocidades injustificables porque cualquier cosa que se les hiciera estaba justificada y era merecida.

Pues bien, hoy me gustaría contarte brevemente uno de esos crímenes que nunca se cuentan al gran publico, y que al parecer los directores de Hollywood no han encontrado interesantes, porque hoy me he decidido a escribir sobre los bombardeos estratégicos.

Es posible encontrar multitud de definiciones de “bombardeo estratégico” y la mayor parte de ellas son tremendamente confusas. Y lo son no porque el concepto no esté claro sino porque se intenta evitar el uso de un lenguaje excesivamente crudo. Intentaré dar una definición suficientemente clara.

El bombardeo estratégico es la destrucción total de amplios objetivos civiles por su interés industrial, económico o demográfico, o como mera represalia para intentar minar su moral por medio de ataques aéreos, no intentando evitar en ningún caso los daños colaterales al ser de hecho estos daños uno de los objetivos prioritarios. Un ejemplo claro de bombardeo estratégico sería el hipotético lanzamiento de armamento nuclear sobre una ciudad como Londres.

Inglaterra y Estados Unidos inventaron en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial los bombardeos estratégicos y los usaron ampliamente contra Alemania.

Una incesante lluvia de fuego y destrucción, de proporciones bíblicas, arrasó Alemania al final de la Segunda Guerra Mundial. Miles de aviones aliados, británicos y estadounidenses, destruyeron Dresde, Hamburgo, Pforzheim, Dortmund, Darmstadt, Kassel... Decenas de ciudades y edificios históricos desaparecieron. Más de 600.000 civiles murieron y 7.500.000 quedaron sin hogar. El número de heridos y mutilados es incalculable.


Un parlamentario británico, miembro del partido liberal escribió en 1942: "Estoy totalmente a favor del bombardeo de las zonas de las ciudades alemanas donde viven las clases trabajadoras. Soy un discípulo de Cromwell y creo en la idea de "matar en nombre de Dios", porque pienso que la población civil alemana nunca tendrá conciencia de los horrores de la guerra hasta que los haya experimentado en carne propia”. Y así se hizo.

El historiador Jörg Friedrich afirma en Der Brand que “los bombardeos aliados fueron un crimen de guerra y que sólo cabe calificarlos de terror civil". Su tesis se basa en minuciosas investigaciones que, en su opinión, prueban que los bombardeos masivos sobre estas ciudades no tenían objetivos militares. Que el mando aliado, en un momento dado, fue consciente del nulo valor militar de los ataques. Y que, pese a ello, siguió enviando miles de aviones con la panza repleta de fuego y muerte hacia Alemania.

De la misma opinión es el comodoro del aire Leslie Mac Lean. En un libro escrito después de la guerra afirmó que ”El Estado Mayor Aéreo Inglés se alejó de su antigua tradición, hasta el grado de abandonar los últimos restos de humanidad y caballerosidad, a cambio de nada... pues el ataque terrorista aéreo fue un fracaso desde el punto de vista militar, ya que la nación sufrió bombardeos en escala nunca antes imaginada y no se doblegó ante el terrible castigo”.

¿Pero cómo y quién empezó con los bombardeos del terror?

Churchill es nombrado Primer Ministro el 10 de Mayo de 1940, y el día 11 de Mayo, la R.A.F. recibe la orden de volar a gran altura a través del frente de combate en plena ofensiva alemana en Bélgica, Holanda y Francia y de descargar sus bombas sobre ciudades alemanas desprovistas del menor interés estratégico y militar y, por consiguiente, sin protección antiaérea.

Ese día, la ciudad de Freiburg, totalmente alejada de las zonas de operaciones militares y sin una sola industria remotamente relacionada con la guerra, fue bombardeada por la R.A.F. Cincuenta y tres civiles, incluyendo veinticinco niños que jugaban en un jardín público resultaron muertos. Otros ciento cincuenta y un civiles fueron heridos. Mr. Edward Taylor, de la Cruz Roja Norteamericana dio estos datos en el New York Times.

El 30 de octubre de 1940 Churchill declaraba: “Hay que hacer sentir a la población civil de los alrededores de los objetivos todo el peso de la guerra”. A lo largo de 1941 el premier británico subrayó reiteradamente que era necesario que la Unidad de Bombarderos atacara la moral de los alemanes normales y corrientes.

El Secretario del Ministerio del Aire británico, J. M. Spaight certifica que fue Inglaterra la iniciadora del bombardeo de civiles, y se vanagloria de ello: “Empezamos a bombardear las ciudades alemanas antes de que el enemigo procediera de igual forma contra las nuestras. Es, éste, un hecho histórico que debe ser públicamente admitido. Pero como teníamos dudas respecto al efecto psicológico de la desviación propagandística de que habíamos sido nosotros quienes habíamos empezado la ofensiva de bombardeos estratégicos, nos abstuvimos de dar la publicidad que merecía a nuestra gran decisión del 11 de Mayo de 1940. Seguramente esto fue un error. Era una espléndida decisión” (J. M. Spaight: “ Bombing Vindicated “).

Es posible que en este momento estés recordando los bombardeos sobre Londres y pienses que es relativamente irrelevante quién tiró la primera piedra, pero lo cierto es que la famosa campaña de bombardeos sobre Inglaterra está muy lejos de poder ser equiparada con los bombardeos estratégicos aliados: la campaña de bombardeos alemanes denominada Blitz provocó la muerte de cerca de 40.000 civiles en toda Inglaterra pero esta cifra fue igualada por los aliados solo con el ataque sobre Hamburgo.

Entre el 24 y 25 de julio de 1943, 791 aviones de la RAF realizan un bombardeo nocturno indiscriminado contra el centro de la ciudad de Hamburgo. Se arrojaron más de 2.200 toneladas de bombas provocando graves daños en las zonas residenciales. Los incendios se mantuvieron en plena actividad durante veinticuatro horas. Nuevos ataques sucesivos, en el curso de las noches del 27 y 29 de julio y del 2 de agosto, completaron la destrucción de la ciudad. Se calcula que el número de víctimas fue superior a las 42.000.

En definitiva la aviación alemana, aún en el punto álgido de su poder de destrucción, nunca intentó ni planificó nada comparable a los bombardeos estratégicos anglo-americanos.

El bombardeo de Dresde.

Posiblemente la mejor forma de hacerse una idea de la brutalidad gratuita y del odio desplegado en los bombardeos estratégicos aliados sea ver las cifras y consecuencias de uno de ellos. He escogido el bombardeo de Dresde por ser uno de los más emblemáticos.

El día 13 de Febrero de 1945, los aliados deciden realizar un bombardeo a la ciudad alemana de Dresde. Las verdaderas razones para justificar tal operación son difíciles de asimilar. La ciudad de Dresde no tenía ningún valor militar. No había fuerzas destacadas en esa ciudad. No existían industrias bélicas y no constituía ningún obstáculo para el avance de las fuerzas aliadas.

Dresde, una ciudad a orillas del río Elba, era un centro de reunión de refugiados, de heridos y enfermos y donde se encontraban más de 26.000 prisioneros de guerra aliados. Es decir, una ciudad de desvalidos.

A las 22:09 del día 13 de Febrero, las emisoras de radio alemanas reemplazan sus emisiones regulares por el toque del péndulo que se usaba para anunciar un ataque aéreo. Lo que parecía ser un ataque a algún otro centro industrial o militar súbitamente se tornó en la guadaña de la muerte para Dresde.

A las 22:15, con puntualidad inglesa, comienzan a llover las bombas de la primera oleada de 245 bombarderos Lancaster. El único avión derribado lo fue por la explosión de una de las bombas lanzadas por otro bombardero aliado que volaba por encima del desafortunado avión; tal era la concentración de aviones sobre la ciudad.

A las 22:30 termina lo que hubiera sido suficiente para cualquier objetivo militar. Decenas de miles de casas, hospitales, escuelas y estaciones de tren convertidas en centros de refugiados, quedan sin techos, puertas y ventanas, las calles destrozadas e inundadas por la rotura de las tuberías de suministro de agua, postes de teléfonos y de alumbrado público tumbados. Edificios sin fachadas y gritos, llanto, sollozos, gritos de auxilio ahogados en miles de gargantas. De acuerdo a los propios pilotos, el humo y el fuego se veían desde 150 kilómetros de distancia.

A las 00:30, cuando nada lo hacía presagiar, surge la segunda oleada de bombarderos, que toma por sorpresa no solamente a los supervivientes de la ciudad, sino a los bomberos y servicios de auxilio que acudieron desde otras ciudades cercanas. No hubo aviso previo, pues simplemente no había electricidad. Los atacantes, esta vez, no necesitaron los aviones marcadores: la propia ciudad era una hoguera. Más de 550 aviones Lancaster, Liberators y B17, precedidos de los aviones iluminadores con sus bengalas de magnesio lanzadas en paracaídas, que revelaban la aterradora destrucción de la ciudad, señalaron la ruta de los que lanzarían las bombas incendiarias. Nada menos que 650.000 bombas incendiarias para una ciudad superpoblada de civiles. Esta vez, el resplandor de la ciudad en llamas era visible desde más de 300 kilómetros de distancia.

En los dos ataques se lanzaron un total de 1.477,7 toneladas de bombas explosivas, incluyendo 529 bombas de 2 toneladas, más una de 4 toneladas. En cuanto a las incendiarias, fueron 650.000, con un peso de 1.181,6 toneladas. En total se emplearon 1.400 aviones.

Los incendios se desataron por doquier iluminando el cielo de manera dantesca. La película que se guarda en el Imperial War Museum de Londres, muestra durante 10 minutos, cómo el avión con la cámara da vueltas por la ciudad sin recibir ningún tipo de oposición. No hay reflectores ni fuego antiaéreo, menos cazas interceptores. Todo es fuego y destrucción. Cientos de años en arte y cultura fueron reducidos a cenizas. Dresde estaba convertido en un infierno donde se habían quemando cientos de miles de civiles

Al día siguiente, los servicios de emergencia no podían atender a los cientos de miles de heridos. No había ni agua, ni alimentos, ni medicinas suficientes. Pero no todo había terminado, tras los dos ataques sufridos en las últimas catorce horas, a las 12:12 del 14 de Febrero una nueva oleada, esta vez de 1.350 Fortalezas Volantes y Liberators, lanzó otro diluvio de bombas contra la destrozada ciudad. Afortunadamente, las bombas que caían sobre los escombros, no hacían mayor daño, pues no se puede matar a los muertos. Como en Hamburgo, el huracán de fuego y las ráfagas de viento a miles de grados de temperatura, mató a más personas que las propias bombas. Los edificios que quedaban en pie, parecían cascarones que solo encerraban fuego.

Los americanos lanzaron 474,5 toneladas de explosivos de alta potencia y 296,5 toneladas de bombas incendiarias, en paquetes y racimos. Todo el casco histórico quedó reducido a escombros. Entre 25.000 y 35.000 cadáveres poblaban las calles, varios miles de cuerpos tuvieron que ser incinerados sin identificar en la actual plaza del mercado viejo.

Un testimonio de una estudiante de esa misma ciudad, una joven que deambulaba por las calles de Dresde con su hermano gemelo, el 13 de febrero de 1945: “Las llamas lo lamían todo a nuestro alrededor, y de algún modo nos encontramos en la orilla del Elba. Pude ver el fósforo danzando sobre el agua, de modo que para la gente que se arrojaba al río a fin de huir del fuego, no había escapatoria. Había cuerpos por todas partes, y las máscaras de gas que llevaba la gente se habían fundido con sus rostros… Empezamos a buscar un sótano para ocultarnos, pero en todos los sótanos donde mirábamos veíamos a gente que había muerto allí sentada debido a que los incendios habían aspirado el oxígeno y se habían asfixiado”.

Cuando al fin alcanzaron el refugio familiar continúa narrando: “Dentro vi un montón de cenizas que tenían la forma de una persona. ¿Sabes cuando pones madera en un horno, y ésta se quema y se pone al rojo, y conserva su forma mientras se consume por dentro, pero en cuanto la tocas se desintegra? Eso es lo que era: la forma de una persona, pero sin que quedara nada de su cuerpo. Yo no sabía quien era, pero luego vi que llevaba pendientes en las orejas. Yo conocía aquellos pendientes: era mi madre”



Durante mucho tiempo se evitó mostrar imágenes sobre la masacre de Dresde. Sin embargo, en los últimos tiempos han comenzado a darse a conocer distintas obras que hablan sobre el sufrimiento de los habitantes de Dresde, como por ejemplo la publicación en el 2.003 del libro "Brandstätten" del historiador alemán Jörg Friedrich, donde se mostraron escalofriantes fotografías de los bombardeos, no sólo a esa ciudad, sino de cerca de 160 urbes germanas más.

La destrucción de Dresde fue tan brutal e injustificable que el mismo Churchill escribió en un memorándum del 28 de marzo dirigido a los jefes del estado mayor: “La destrucción de Dresde abre un problema serio en relación con la conducta de los bombardeos aliados... Advierto la necesidad de una concentración más precisa de los esfuerzos sobre los objetivos militares, como industrias petrolíferas y las vías de comunicación inmediatamente cercanas a los lugares de combate, más que buscando meros actos de terror o inútiles destrucciones, aunque éstas sean impresionantes”.

Finalmente Winston Churchill no mando dicho memorando...

Los bombardeos estratégicos, también llamados durante la guerra bombardeos de terror, causaron la muerte premeditada e inútil de centenares de miles de civiles inocentes como consecuencia de una política de odio indiscriminado, pero nadie nunca ha sido juzgado por ello.

No me gustaría terminar sin un recuerdo para las víctimas de este tipo de bombardeos en el Pacífico. Por descontado las de Hiroshima y Nagasaki y especialmente para las víctimas del bombardeo de Tokio, el más sangriento de toda la Segunda Guerra Mundial, con más de 100.000 muertos.

Desde aquí un recuerdo a todas las víctimas de los asesinatos masivos de civiles por parte de las fuerzas aéreas aliadas. Descansen todos en paz.

PD: Alguien debería informar a los pilotos angloamericanos, que orgullosamente lucen sus uniformes en aniversarios y conmemoraciones del fin de la guerra, de que el cumplimiento de ordenes no es un eximente en lo que se refiere a crímenes contra la humanidad ni en crímenes de guerra. O al menos no lo fue para los combatientes alemanes.

jueves, 7 de enero de 2010

Sepp Hilz

Son muchas las ocasiones a lo largo de la historia en que la genialidad ha intentado ser ocultada y desterrada al olvido por su incorrección política. En las dictaduras eso se denomina censura y en las democracias occidentales no tiene nombre, porque como todos sabemos es algo que no ocurre ¿Artistas condenados al olvido por su incorrección política? No, decididamente eso en democracia no pasa.

Bien, pues hoy me gustaría contarte una de esas historias que nunca han tenido lugar, porque hoy me gustaría hablarte de Sepp Hilz.

Sepp Hilz nace el 22 de octubre de 1906 en la alta Baviera, en un pueblecito llamado Bad Aibling. Su padre George Hilz era un pintor bastante notable y restaurador de iglesias. Después de terminar sus estudios en la Volksschule, su padre lo envió a una escuela de pintores como aprendiz en Rosenheim donde aprendió a reproducir las obras de grandes pintores alemanes como Durero, Cranach o Altdorfer. Continuó su formación en Munich, epicentro del arte alemán del momento, donde estudio de 1921 a 1927 primero en la escuela de arte durante tres semestres y posteriormente en la reputada academia Heymann. En1928 regresa a su pueblo natal cuyo entorno rural siempre fue una de sus principales fuentes de inspiración y se casa con Erika von Satzenal; al cabo de un año tuvieron a su hijo de nombre Benno.

Hilz parece fascinado por la sencillez de la vida en el campo, un mundo sin tiempo en que todo parece repetirse al ritmo de las estaciones y de las labores agrícolas que las acompañan. Su momento de éxito fue entre 1938 y 1944 en que gozó de de una enorme popularidad y reconocimiento. En 1938 una de sus obras, titulada “Nach Feierabend”, fue adquirida por Hitler por la nada despreciable cantidad de 10.000 marcos. Más adelante adquirió también el cuadro titulado “Wetterhexe”; ese mismo año recibió el prestigioso premio Lenbach.

En 1939, por recomendación del fotógrafo Heinrich Hoffmann, Hitler entrego a Hilz una importante suma de dinero para la construcción de un estudio diseñado por el famoso arquitecto Degano en Gmund. A partir de 1940 sus obras fueron expuestas en la exposición "Künstler en Kriegseinsatz" y en 1943, con tan sólo 36 años, recibe el título de Profesor del Reich concedido por Joseph Goebbels. Y en 1944, la ciudad de Rosenheim le concede el premio Leibl Sperl.

Después de la Segunda Guerra Mundial nunca volvió a gozar de la popularidad y reconocimiento que merecía y buena parte de su obra fue destruida. A pesar de todo, entre los años 1948 y 1949, que fue un período extraordinariamente difícil para los pintores y Hilz se preguntó cómo podía ayudar a estos artistas. Fue él quien impulsó la creación del Círculo de Bellas Artes y se esforzó en la búsqueda de nuevos miembros. Gracias a Hilz, esta asociación fue capaz de conseguir trabajo para los "artistas pobres". El 20 de octubre de 1951 en Munich, muchos amantes del arte se reunieron y trataron de organizar exposiciones de Hilz y otros artistas que también habían sido elogiados durante el periodo nacional socialista incluyendo figuras como el escultor Joseph Thorak. Las protestas no se hicieron esperar y esto dejó a Hilz profundamente amargado.

Este gran pintor del mundo rural murió en 1967, en su pueblo natal Bad Aibling, a los 59 años de edad. Dejó tras de sí una obra admirable y los sinsabores de una condena al olvido.

Generador de animadas GIF gifup.com

Artistas como Hilz han sido sustituidos por pintores que al parecer también se muestran muy interesados por el contacto con la naturaleza como:

  • Chris Ofili que utiliza excrementos de elefante para sus creaciones y fue galardonado con el premio Turner, máximo galardón del arte británico.
  • O la pintora de origen indio Sheela Gowda que usa excrementos de vaca y tuvimos ¿la fortuna? de ver expuesta su obra en la casa encendida de Madrid.
  • Cómo olvidar al pintor australiano Tim Patch, más conocido como Pricasso (Prick=Polla) que se ha hecho famoso por pintar con el pene y optó al Premio Archibald, el principal certamen artístico de Australia.

¡¡Y la gente protesta por las exposiciones de Sepp Hilz!! Sólo se me ocurre una palabra que defina lo que esta ocurriendo en el mundo del arte... decadencia.

Sepp Hilz, Bad Aibling 1906- Bad Aibling 1967 injustamente olvidado descanse en paz.

Para ver más obras de Hilz Galleria Thulle.

O Fortuna - Carl Orff

A pesar de ser el creador en 1930 del aún vigente método Schulwerk de enseñanza musical y haber obtenido su correspondiente certificado de desnazificación, el autor de la apocalíptica Carmina Burana, a más de 60 años de la caída del régimen al que fue afín, en mayor o menor medida, sigue siendo blanco de ataques políticos que indefectiblemente acompañan a todas sus representaciones, mientras que críticos artísticos, autodefinidos como "cultos e imparciales", instigan al público "a preguntarse por la paradoja que permite que seres con tan bajo sentido de la ética sean capaces de crear obras bellas".

Aunque el resto de su obra haya caído en el mayor de los olvidos, su universal O Fortuna sigue, a día de hoy, vigente y admirada.

Juzguémosle por ella.


Oh Fortuna,
como la luna
cambiante,
siempre creciendo
y decreciendo;
detestable vida
primero oprimes
y luego alivias
a tu antojo;
pobreza
y poder
derrites como el hielo.

Destino monstruoso
y vacio,
tu rueda da vueltas,
perverso,
vano es el bienestar
y siempre se disuelve en nada,
sombrío
y velado
me mortificas a mi también;
ahora por el juego
traigo mi espalda desnuda
para tu villanía.

El Destino está contra mi
en la salud
y la virtud,
empujado
y lastrado,
siempre esclavizado.
A esta hora
sin demora
toca las cuerdas vibrantes;
puesto que el Destino
derrota al más fuerte,
llorad todos conmigo!

sábado, 2 de enero de 2010

Guerra encubierta


Hoy hemos amanecido con la noticia de la detención de tres islamistas, uno de ellos herido de bala, cuando intentaban terminar con la vida del dibujante danés Kurt Westergaard, autor de las polémicas caricaturas de Mahoma. Las amenazas, persecución y en ocasiones asesinato de periodistas y escritores como Salman Rushdie o Theo Van Gogh son cada vez más frecuentes. Que estos creadores de opinión europeos sean victimas de fuerzas foráneas es extraordinariamente grave y la única medida que hemos sabido articular es la protección policial de los amenazados.

Pero no son sólo personas señaladas las que se encuentran bajo la amenaza del Islam los atentados indiscriminados se han convertido en acontecimientos que ya no sorprenden a la opinión publica, la indignan, la asustan, pero no la sorprenden. Ya nadie dice ¡¡han intentado atentar contra un avión de pasajeros, es increíble!! Porque lo cierto es que el terror islámico ha pasado a formar parte de nuestras vidas.

Cuando he intentado comentar la noticia me he encontrado que ninguno de los principales periódicos digitales daban la opción de hacerlo ¡ninguno! Seré un conspiranoico pero estas coincidencias no me las creo y aunque puedo equivocarme pienso que alguien ¿el Ministerio del Interior? ha desplegado los medios suficientes como para que la noticia sea tratada con una asepsia absoluta y sin que los ciudadanos puedan volcar sus opiniones.

Pero esta forma tan peculiar de tratar el terrorismo islámico no es nueva. Hay tres factores que son una constante en la presentación periodística que se da al terrorismo islámico. Por un lado se intenta evitar presentar la noticia de forma que enerve o altere el ánimo del lector (en la medida de lo posible). Si el hecho ha ocurrido fuera de Europa se intenta presentar como un conflicto local que en nada o en poco nos afecta, y por último, si es en Occidente se recalca una y otra vez que son acciones de grupos muy reducidos y fanatizados.

Bien, por una vez hagamos nuestra propia interpretación de los datos olvidando todo cuanto nos han dicho y veamos si llegamos a las mismas conclusiones.

El Yihadismo o rama violenta del Islam cuenta con el apoyo de un 20% de la población musulmana según el estudio “Cómo vencer a los Yihadistas” coordinado por Richard Clarke, uno de los mayores expertos en terrorismo islámico (fue encargado de la oficina antiterrorista de los Estados Unidos durante los atentados del 11 de septiembre): es decir ¡entre 300 y 500 millones de musulmanes apoyan en mayor o menor medida el terrorismo islámico!

Lo siento, pero 300 o 500 millones de personas no creo que, en honor a la verdad, puedan catalogarse como “grupos muy reducidos y fanatizados”. Lo de fanatizados es indiscutible pero son un auténtico fenómeno de masas y están dispuestos a terminar con Occidente.

En cuanto a que se nos presente el terrorismo islámico en muchas ocasiones como un conflicto local que en nada o poco nos afecta... veamos algunos de los conflictos protagonizados por los Yihadistas:

- Guerra de Afganistán.
- Guerra de Somalía.
- Segunda guerra Chechena.
- Guerra civil Argelia.
- Insurgencia en Iraq.
- Conflictos en Jammu y Cachemira (India).
- Insurgencia islámica en Filipinas.
- Conflicto en Xinjiang (china).
- Presencia en la guerra de los Balcanes con unidades como la brigada “Al Mujahid”.
- Presentes en Occidente con atentados y organizaciones dedicadas al proselitismo y reclutación.

Algunos de los atentados más significativos:

Atentado y fecha

Autoría

Número de muertos

Lugar

País

Atentados del 11 de septiembre de 2001

Al-Qaeda

2973

Nueva York y Washington

Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos

Atentados del 11 de marzo de 2004

Al-Qaeda

191

Madrid

Bandera de España España

Atentados del 7 de julio de 2005

Al-Qaeda

56

Londres

Bandera del Reino Unido Reino Unido

Doble atentado suicida contra el cuartel de los marines estadounidenses en Beirut

Hezbolá

241

Beirut

Flag of Lebanon.svg Líbano

Atentados del 26 de noviembre de 2008 en Bombay

Muyahidines del Decán

173

Bombay

Bandera de India India

Atentado a la AMIA

Hezbolá (investigación en curso)

95

Buenos Aires

Bandera de Argentina Argentina

Atentados contra las Embajadas de EE.UU. en Kenia y Tanzania de 1998

Al Qaeda

241

Nairobi y Dar es Salam

Bandera de Kenia KeniaFlag of Tanzania.svg Tanzania

Atentados terroristas en Moscú - 4 al 16 de septiembre de 1999

Yihadistas chechenos

118

Moscú

Bandera de Rusia Rusia

Atentado terrorista del 12 de Octubre del 2002

Jemaah Islamiya-Al-Qaeda

202

Bali

Flag of Indonesia.svg Indonesia

Asalto terrorista al teatro Dubrovka el 23 de octubre del 2002

Yihadistas chechenos

129

Moscú

Bandera de Rusia Rusia

Atentados terroristas del 15 y 20 de noviembre de 2003

Al-Qaeda

63

Estambul

Flag of Turkey.svg Turquía

Atentado del 1 de febrero de 2004

Al-Qaeda

105

Erbil

Bandera de Iraq Iraq

Atentado del 24 de junio de 2004

Al-Qaeda

100

Bagdad Mosul y Baaquba

Bandera de Iraq Iraq

Atentado del 28 de febrero de 2005

Al-Qaeda

118

Hilla

Bandera de Iraq Iraq

Atentados del 9 de noviembre de 2005 en Ammán

Al-Qaeda

60

Ammán

Bandera de Jordania Jordania

Ataques terroristas a Kashgar - 4 de agosto del 2008]

Movimiento Islámico del Turkestán Oriental

16

Kashgar

Bandera de la República Popular China China

Atentado terrorista Arabia Saudita, 12 de mayo de 2003

Al-Qaeda

35

Riyad

Bandera de Arabia Saudita Arabia Saudita

Atentados terroristas del 11 de abril de 2007

Al-Qaeda

24

Argel

Bandera de Argelia Argelia

Atentados terroristas del 11 de diciembre de 2007

Al-Qaeda

41

Argel

Bandera de Argelia Argelia

Bombardeo a la Sinagoga El Ghriba, 11 de abril de 2002

Al-Qaeda

21

Djerba

Bandera de Túnez Túnez

Atentados terroristas en Marruecos, 16 de mayo de 2003

Al-Qaeda

45

Casablanca

Flag of Morocco.svg Marruecos

Bombardeo al Hotel Marriott - 5 de agosto de 2003

Al-Qaeda

12

Yakarta

Flag of Indonesia.svg Indonesia

Atentado con bombas en restaurante, 17 de Abril del 2005

Hamás

11

Tel Aviv

Flag of Israel.svg Israel


¡¡Y esto es lo que intentan presentarnos como un conflicto local!!

Desde luego la lista no está actualizada, esto seria casi imposible porque raro es el día en que no nos encontramos noticias de este tipo. Repasemos sólo algunas de las noticias de hoy día 2 de enero de 2010:

- Obama señala directamente a la rama yemení de Al Qaeda del ataque al avión.

- Herido de bala un islamista en un asalto al caricaturista de Mahoma.

- Ya son 93 los muertos en un atentado en un partido de voleibol en Pakistán.

Seamos sensatos. Si nuestros periódicos cada vez se parecen más a auténticos partes de guerra, no es por hechos aislados perpetrados por pequeños grupos radicales; no son pequeños grupos, son una masa de cientos de millones de personas y no es un conflicto local sino global que nos afecta directamente porque una de las señas de identidad de este conflicto es el odio a Occidente.

Recordemos lo que dijo Al-Zawahiri miembro prominente del grupo al Qaida y ex jefe de la organización Yihad Islámica de Egipto.

Deseo a los militantes de Al-Qaida en el norte de África «que Alá os conceda el favor de pisar pronto con vuestros pies puros sobre el usurpado Al-Andalus» Al-Zawahiri.

¿Por qué se nos oculta a los ciudadanos occidentales que nos encontramos inmersos en una auténtica guerra encubierta y que tenemos nuestras ciudades llenas de quintacolumnistas procedentes de una inmigración masiva? Y lo que es peor, ¿podemos estar perdiéndola?

"Utilizaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia." Omar Bin Bakri en Londres





(1) Submission (Sumisión) es un cortometraje del director holandés Theo van Gogh, realizado a partir del guión de Ayaan Hirsi Ali, entonces diputada de origen somalí del parlamento holandés. La película tiene una duración de 10 minutos y fue estrenada el 29 de agosto de 2004 en la televisión pública holandesa (VPRO).

Tan solo unas semanas después de que la televisión retransmitiese el documental, su director, Theo Van Gogh, fue asesinado en plena calle por un islamista radical quien, en una nota clavada en el pecho del cadáver, dejó también graves amenazas hacia Hirsi Ali, estableciendo claramente la relación entre el documental y el crimen. Este hecho luctuoso otorgó fama internacional al film, que fue exhibido en algunas otras televisiones europeas. Sin embargo, en febrero de 2005 fue suspendida la proyección de Sumisión que estaba prevista para el Festival Internacional de Cine de Rotterdam, que estaba dedicado precisamente a «películas censuradas». El productor del festival, Gijs van de Wastekalen, declaró lo siguiente al respecto: «¿Significa esto (la retirada del corto) que estoy cediendo ante la presión del terror? Sí. Pero yo no soy un político o un policía antiterrorismo; soy un productor cinematográfico.»

Sumisión